El colegio no educa: descubre por qué delegar la educación de tus hijos al colegio es un error

girls, nature, happiness-6174061.jpgEstarás de acuerdo conmigo en que una de las decisiones más importantes que tienes que tomar cuando eres padre o madre es a qué colegio llevar a tus hijos. No siempre es fácil tomar la decisión. Al fin y al cabo el colegio es un lugar donde tus hijos van a pasar muchas horas al día y lo que vivan en él va a tener un impacto en su desarrollo cognitivo y emocional. Además, la infancia es una etapa esencial en la vida de una persona. Es el momento el cual se sientan las bases de lo que seremos de adultos. Esto significa que de esta educación que reciban tus hijos durante su infancia dependerá en gran parte las herramientas y los recursos que tengan para desenvolverse en este mundo cambiante cuando sean adolescentes y adultos Por eso, en este punto quiero hacerte una pregunta: con respecto a la educación de tus hijos, ¿Cuánto peso pones en el colegio? Quizá esta pregunta te sorprenda pero es que en las sociedades occidentales los padres tenemos cada vez menos tiempo de estar con nuestros hijos y eso hace que muchos niños estén más tiempo en el colegio que con sus padres. ¿Esto qué implica? Que, al final, de forma consciente o inconscientes muchos padres acaban delegando la tarea de educar a la escuela, y esto es un error. En este artículo te explico por qué y te doy algunos consejos.

Tus hijos aprenden mucho más de ti de lo que piensas

Las personas aprendemos por nuestra interacción con nuestro entorno y por la práctica. Uno de los mecanismos más básicos de aprendizaje es la imitación. Esto quiere decir que tu hijo aprende de las personas de su entorno conductas, pautas de interacción, estrategias para resolver problemas, formas de hablar, ideas acerca del mundo, creencias y valores.  ¿Y sabes quién es el principal modelo para tus hijos? Tú. Y es que si bien copian muchas conductas de sus hermanos, de otros familiares, de sus compañeros de clase, de sus profesores e incluso de los personajes que ven en televisión; tú eres su principal referente. Por eso, cuando se encuentran con incoherencias a niveles de conductas o de valores, la que va a prevalecer es la tuya. ¿Esto qué significa? Que si por ejemplo quieres inculcarles el valor de la solidaridad, aunque en el colegio se lo enseñen, si luego en casa no lo percibe, no acaba calando en él.

Solo en casa puedes adaptarte a lo que tus hijos necesitan

La educación debe dar a los niños la posibilidad de aprovechar sus potencialidades y de reconocer las propias limitaciones. Y esto, por desgracia, cuando un profesor tiene que seguir un curriculum y tiene 20 o incluso 30 niños por aula, puede resultarle difícil adaptarse a cada uno como quisiera. Tú eres quién mejor conoce a tus hijos. Por eso eres la persona indicada para identificar sus talentos y sus capacidades, así como para determinar qué habilidades consideras que podrían serle útiles ahora y en el futuro.

Algunas habilidades solo se aprenden fuera del colegio

self love, heart, diary-3969644.jpgEn el colegio tus hijos adquieren conocimientos de matemáticas, física o biología, y también aprenden sobre relaciones sociales, especialmente sobre cómo relacionarse con sus iguales. Esto es inmensamente útil para la vida, pero hay otras habilidades muy necesarias que son más difíciles de desarrollar. Y es que la escuela no llega a todo. Y por eso habilidades como la creatividad, el trabajo en equipo, la resolución de problemas, la inteligencia emocional, la comunicación o el hablar en público en muchas ocasiones se quedan sin potenciar.  Es tu turno como padre o madre trabajar para potenciarlas. La gran pregunta quizá sea: ¿cómo? Pues bien, con formación e información, y apoyándote en actividades extraescolares que potencien las habilidades de tus hijos.

Consejos para empezar a educar para la vida desde casa

Desde que adquiriste la condición de padre o madre pasaste a serlo a tiempo completo, las veinticuatro horas del día, y lo más seguro es que nadie te preparara para todas las situaciones que pueden darse en el día a día con tus hijos. Aquí te dejo algunos consejos para empezar a educar a tus hijos en habilidades para la vida desde casa:
  • Fórmate e infórmate. Oigo mucho decir: «es puro sentido común». Y sí, muchas cosas lo son pero en la educación no todo es sentido común. Por eso, es importante rodearse de expertos que te proporcionen la información más actualizada para que consigas educar a tus hijos de la manera que te gustaría. En relación a esto tengo una sorpresa: e invito a que eches un vistazo a esta página.
  • Recuerda que por muy bien que entiendas la teoría, pasarlo a la práctica lleva su tiempo. Si bien sería maravilloso que con leer cómo gestionar una rabieta de forma respetuosa supieras hacerlo a la primera, no suele funcionar así. Es muy probable que tengas muy interiorizada una forma de hacer las cosas, y ese patrón cuesta cambiarlo. Ten paciencia. Con la práctica acabará saliéndote como esperabas.
  • Recuerda que educar es una carrera de fondo. No se trata de que tus hijos aprendan a la primera sino de ir sembrando cada día. Verás como a la larga tu manera de educar acaba dando sus frutos.
  • Observa a tus hijos. Puede sonar a topicazo pero lo primero que debes saber es que en la educación no existen las varitas mágicas, no hay recetas estándar aplicables a cualquier persona o en cualquier circunstancia. Cada familia, cada persona, cada momento evolutivo, son únicos. Al final lo esencial es que se formen y que se informen pero, sobre todo, que miren a sus hijos. Cada hijo es diferente, tiene su propia personalidad, y muestra cualidades y limitaciones que le distinguen claramente de sus hermanos y de los demás niños. Unos hijos requieren más apoyo en el ámbito del estudio, otros se muestran más independientes, los hay que solicitan más apoyo emocional, algunos se muestran especialmente reservados, otros solicitan que se les anime y motive, hay quien requiere de una mayor supervisión de su conducta.
  • Trabaja en tí mismo. Si quieres cambiar tu forma de educar y no repetir patrones que te salen de forma automática, debes trabajar en tí primero. Y es que, como comentaba más arriba, tus hijos te ven todo el tiempo y aprenden de lo que te vean hacer así que si por ejemplo quieres que aprendan habilidades de gestión emocional, debes aprenderlas tú primero.
Ahora es tu turno. Déjame un comentario diciéndome qué te ha parecido esta reflexión.
at, email, send

Que tus hijos desarrollen su potencial es cuestión de información y constancia.

Recibe nuevos consejos sobre crianza y educación en tu correo electrónico cada semana solo por registrarte. 

Responsable: Escuela Creando Alas | Finalidad: suministrar cursos. | Legitimación: Su consentimiento al completar el pedido. | Información adicional: Encontrará información adicional sobre nuestra política de privacidad en el enlace al pie de esta página. Asimismo, mediante la aceptación de la «Política de Privacidad» estás dando el consentimiento expreso, salvo que manifiestes expresamente lo contrario, para que se puedan utilizar tus datos personales con el fin de enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarte a eventos organizados por Escuela Creando Alas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋 Me llamo Cristina. ¿En qué puedo ayudarte?